Aton

Aton, conocida como la divinidad solar del antiguo Egipto, que simbolizaba el hermoso y radiante disco solar del firmamento, sinónimo de la fuerza vital que da aliento a todos los habitantes de la tierra, siendo un símbolo clave de la mitología egipcia.

Aton

En la época de Amarna, Atón era el dios de la generosidad infinita, dando vida a la justicia y a la armonía universal, beneficiando así a todos los hombres por igual.

Su existencia como divinidad se remonta al reinado de Tuthmosis IV, el octavo faraón de la decimoctava dinastía egipcia, aunque también se cree que el se encuentra entre el primer período intermedio y el reino medio, pero durante las distintas etapas se puede apreciar el desarrollo exponencial del culto de Aton, que pasó de a disco solar a una divinidad de gran superioridad.

Una vez que asume el poder de Egipto, AmenofisIV muestra su descontento y repudio por la religión tradicional de la cultura, arraigada en creencias monoteístas, por lo que lanza una nueva reforma religiosa con el fin de despojar a cualquier creencia, y expresa que sólo Atón debe ser el único dios egipcio que merece devoción, en homenaje a este Amenofis empeñado en cambiar su nombre por el de Eknatón, que significa “fiel servidor de Atón”.

Después de eso, s instala un nuevo tipo de creencia, la monolatría, que representa el reconocimiento de la existencia de varias deidades, pero que sólo una de ellas es digna de ser adorada por el devoto fiel.

Sin embargo, los esfuerzos del Faraón para adorar sólo a Atón y no a no fueron suficientes para que el pueblo egipcio los aceptara, ya que el clero s impuso fuertemente este tipo de adoración y rechazó no adorar a los otros dioses, violando así la voluntad del imponente Faraón después de su muerte.

Características

Ces el dios que da vida en la tierra y da aliento a todo lo que la rodea, ces por eso que es apreciado como un disco solar que nutre la vida, el cual en los primeros días de su adoración fue representado como un hombre con cabeza de halcón y adorado como el dios de la bondad y la justicia infinita.

Deja tu opinión