Pacha Mama

Ella es la diosa de la tierra, la que ofrece la fertilidad de la tierra para poder realizar el trabajo en la región de las culturas y, en las ceremonias, siempre se le agradece todo lo que ofrece. Por esta razón, eligen darle un poco de lo que la madre les dio, es considerado como una de las diosas más importantes como Inti.

Cada cultura tiene sus propias creencias, dioses a los que adorar y tradiciones religiosas que la gobiernan. En la mitología de los Incas, adoran a una mujer que es considerada el símbolo más importante de los dioses Incas porque es la protectora de la naturaleza, su nombre es Pasha Mama cuyo significado es madre tierra.

En los dioses incas, la traducción de Pasha Mama era considerada la mayor expresión de veneración, se le dio este nombre porque cuida no sólo de lo material sino también de lo espiritual, sin embargo los incas afirman que en tiempos de lluvia o sequía este tipo de fenómeno es menos castigado por la diosa por no haber satisfecho sus demandas.

¿Por qué Pasha Mama es tan importante para los Incas?

C es porque Pasha Mama es la que protege los cultivos en los campos, la principal producción de los Incas. Su culto es tan grande que en las cercanías de los escoceses de la República del Perú, existe una imponente infraestructura incaica llamada Moray, cuya función principal era realizar pruebas agrícolas a diferentes alturas, ahora los ritos se realizan en honor a Pasha Mama invocando su ayuda en la cosecha.

Celebraciones a la diosa Pasha Mama

Como diosa de la naturaleza, cada Pasha Mama el 1 de agosto es adorada de una manera muy especial. Dependiendo de la región, por ejemplo en Perú, Bolivia o Argentina, los ritos pueden mostrar algunas variaciones.

Tradicionalmente los Incas dan comida y bebida a la madre tierra, este rito se realiza por medio de un agujero en la tierra, una vez que ponen su ofrenda y la cubren, la comunidad comienza a bailar alrededor, usualmente este rito es guiado por los ancianos y de esta manera agradecen a la diosa Pasha Mama.

Deja tu opinión