Hunab Ku

Es uno de los dioses más importantes de la mitología maya, es considerado el padre de todos los dioses, es el único, y de él nació todo lo que existe, los mayas consideraban a Hunab Ku el centro de la galaxia, el corazón, la mente y el ser creativo. Lo convocaron a través del sol y el centro del universo , donde pusieron su presencia.

En el caso de los mayas, adoraban a Hunab Kua, a quien consideraban la más grande de todas las deidades.

De los dioses mayas, Hunab Kues, el padre de todos desde el año , lo reconocieron como el único dios vivo y verdadero, considerado como el dios de la creación, porque a través de él se creó el universo y nacieron todos los seres vivos.

¿Por qué es Hunab Ku tan importante en los dioses mayas?

Hunab Ku en la religión maya era muy importante porque era considerado como el corazón que coordinaba todo el universo, era la fuente de energía que conectaba a cada ser vivo y transmitía la información de todo. Del mismo modo, los mayas creían que este dios se manifestaba en ondas que podían ser de luz, sonido, energía, pensamiento y amor.

Mientras Hunab Ku crecía y se extendía por todas partes, se dice que con promovió la formación de planetas, soles, estrellas, todos seres vivos capaces de sentir y pensar, por esta razón nacieron hombres, mujeres y niños que en el futuro serán las próximas estrellas.

Demostración de acción de gracias por este Dios.

Los dioses mayas tenían varios sistemas de comunicación y por esta razón nació un sistema telepático llamado Hunab Ku 21 (árbol de vida y conocimiento galáctico), centrado en la conciencia y que debía ser practicado diariamente.

Se estructuró en cuatro fases, la primera llamada el calendario cósmico centrado en el tiempo, la segunda llamada el armonioso cubo cósmico era todo lo relacionado con la vida, la tercera fase se llamaba el cubo cósmico y estaba definido por los sentidos, y finalmente la última esfera, era posible encontrar todo lo relacionado con la mente.

Con esta práctica se pretendía rendir homenaje a Hunab Kupor por ser el dios de todos y cada uno, por ser el participante en la entrega de toda la vida al universo.

Deja tu opinión