Mitología Africana

La Mitología Africana se considera como la primera de las religiones existentes para la humanidad, a través de sus dioses con sus referencias del universo y la tierra nos dejan entender esta cultura milenaria y misteriosa, conoce más en el artículo.

Origen

Las particularidades principales de África son su grandes extensiones de selva, desiertos y ríos, desde hace muchos años la existencia de vida en este territorio ha estado dominado por la naturaleza, donde el hombre ha tratado de entenderla a través de sus diferentes aprendizajes que el tiempo le ha ido agasajando, es de esta forma como se llega a la integración del hombre en estos terrenos llenos de calor, lluvia, viento y mucha vegetación.

Por otra parte la supervivencia del hombre siempre y en toda circunstancia y en todo instante ha estado subordinada a los avatares de la naturaleza, por eso que comienza lograr los beneficios de un conocimiento donde se pueda percibir la presencia de determinados seres superiores, que van a dejar traer la lluvia, la presencia del sol, la frescura que trae los vientos y la pluralidad del tiempo, de la misma forma comienzan a nacer ideas espirituales que le dan forma a estas entidades que después se llamarían dioses o espíritus.

Estos dioses serán los que van a dejar a los humanos preservar su raza a través de los años, y frecuentemente exportar sus creencias. La inmensidad del territorio Africano dejó la mezcla de diferentes etnias, donde se comienzan a representar dioses de diferentes formas y materializarlos en diferentes elementos, dando nacimiento a las fabulas, historias y cuentos de seres espirituales portadores de ciertos poder.

Dioses africanos

El nacimiento de la cultura religiosa africana, trajo también consigo la existencia de un sinnúmero de dioses y espíritus, que tienen la característica de tener un carácter bien sea maligno, terrestre, celeste, marino, fluvial y hasta femenino, aparte de esto cada uno de ellos de ellos representa a la zona donde se desarrolla la espiritualidad, en verdad tenemos el caso de muchas religiones, dioses y espíritus que llevan el nombre de pueblos o ciudades Africanas. Ahora algunos dioses mas relevantes su lugar de origen y su carácter más relevante:

  • Tikdoshe, perteneciente al pueblo Zulú, y la deidad es considerada como maligna.
  • Olorun, perteneciente al pueblo Yoruba, y considerado un dios bueno.
  • Mawu se ubica en el poblado de Ewes, además se considera un Dios benevolente.
  • Amma, zona de Dogones, Dios bueno.
  • Yataa, pueblo de Konos, Dios benevolente.
  • Ngewo, pertenece a.l pueblo de Mendes, también es considerado un Dios benevolente.
  • Soko, zona de Nupes, Dios bueno.
  • Cchkwu, ubicado en el pueblo de lbos, es un Dios bueno.
  • Lisa, zona de Fones, Dios benevolente.
  • Shango, población Yoruba, Dios Celeste
  • Asase Yaa, zona de Shanti, divinidad terrestre.
  • Ala, población de Shanti, deidad femenina.
  • Tano, pueblo de Kwa, Dios fluvial.
  • Olokun, zona de Ewe, divinidad de tipo Marino.
  • Ifa, población Yoruba, Dios Celeste.
  • Ruhanga, pueblo de Nkores, Deidad Autora.
  • Walumbe, pueblo de Gandas, deidad referente a los fallecidos.

Estos solamente son los más representativos, cada uno de ellos de ellos interpreta el sentir espiritual y cultural de su pueblo, los fieles realizan diferentes ceremonias, con ofrendas, bailes cantos y toques de tambor, donde intentan la conexión y la ayuda de su dios, quien veces recibe halagos y otras veces defraudes.

Sin embargo como veremos mas adelante, ciertos continentes de todo el planeta sobre todo en América, han hecho que estos dioses pierdan parte de su esencia, esto  motivado a la situación geográfica y situación social y cultural de cada uno de ellos de ellos, sin embargo en ciertos casos se ha mantenido parte de sus tradiciones espirituales.

La Mitología Africana y lo que asevera sobre el origen del mundo

Aunque existan diferentes corrientes religiosas y dioses esparcidos por el continente, encontramos una idea común que se mantiene en la mayoría de las tribus primogénitas de África, este término nace de la idea de un dios llamado Amma, de quien se dice que se apareó con la Tierra con el objeto de producir un huevo de tipo galáctico, de donde nacieron dos gemelos llamados Nummo, quienes después fueron los autores del Universo.

Por otro lado hay otra teoría también relacionada con el Dios Amma, y cuenta algo similar a la precedente, pero esta vez crea un huevo con el objeto de dar origen al mundo entero, sin embargo las creencias no dejan de parecerse en la mitología Africana, donde existen algunos pobladores que mantienen la teoría de que una serpiente es la responsable de la creación del Universo, donde a la vera de la lluvia forman un arco iris que se extiende interminablemente por el espacio.

Otro gran mito trata de Bumba, el Dios supremo autor del planeta, que conforme la creencia de su pueblo Bushongo, presentaba un momento muy doloroso en su vida y comenzó a devolver tantas veces que salió de su cuerpo todo el universo y la raza humana. Otro aspecto de relevancia se refleja con la creación del humano, allí se consiguen de igual forma una cantidad enorme de ritos muy folclóricos donde plantean de una manera muy particular la forma en la que se creó la vida humana en el planeta.

Una de ellas establece que Juok, un dios africano autor, se encontraba deambulando alrededor del planeta y al observarlo solo, tomó arcilla y creó a toda la humanidad, utilizando diferentes géneros de este material que se encontraban en el planeta con el objeto de poder distinguirlos. Esta creencia está arraigada en los pueblos de Shilluk (ubicados al sur de Sudan), donde mantienen que los tonos del humano obedecen a los diferentes géneros de arcilla que se encuentran por el planeta.

De la misma forma hay un relato muy folclórico, donde plantean que la hija del sol (Plana) y la luna (Mawu) mandaron a su hijo Gu a la Tierra, para preparar a la gente en comparación con aprendizaje en el arte de cultivar y cocinar su comida, edificar sus cobijos y capturar animales terrestres y acuáticos, por tal razón se les consideran como mitos muy singulares, donde en ocasiones consiguen opositores en su pueblo.

El origen de la muerte

El nacimiento del mito donde los dioses consideran a los humanos inmortales y que solo pueden morir cuando provocaban la ira de los dioses, esta desperdigada a través de toda la religiosidad africana, incluyen en este aspecto además a los animales, tal es el caso de una tribu llamada Nuer (pueblo de Sudan donde mantiene la teoría de que los animales deben finar como sus amos), quienes culpan a las hienas de haber cortado la cuerda que mantenía la unión entre el cielo y la tierra.

Por el contrario, hay otra tribu llamada los Dinkas (pueblo ubicado al sur de Sudan), quienes planeta que una mujer enturbada por su anhela, golpeó a Dios con su tazón  este envuelto en rabia procedió a recortar la cuerda de unión entre el cielo y la tierra, creando el misterio de la muerte entre los hombres.

Otros mitos y asimismo historias

Desde comienzos de su creación, los africanos siempre y en todo momento y en todo instante han creído en la vida tras la muerte, incluso mantienen que los espíritus humanos perduran aún tras su fallecimiento, ciertos pobladores llamados Griots (trovadores que mantenían viva la historia de su pueblo transmitida oralmente transformado hoy en día en los cantautores de los mitos), aseveran que estos espíritus se encuentran en el submundo alterando los acontencimientos del planeta real.

Como caso frecuente tenemos una historia que habla de los espíritus como entidades que ofrecen protección a los familiares y siempre y en todo momento y en todo instante prosiguen junto a ellos, no obstante la tribu Zulú (pueblo que afloró de una monarquía) realiza ceremonias donde de forma simbólica transfiere el alma de los fallecidos a los tomas recién nacidos en la población.

En este orden, conseguimos ciertas tribus con la creencia de que las almas son transportadas a las serpientes, tomando presencia física en la tierra, por tal razón los africanos protegen y cuidan a las víboras en su territorio, en otros casos les rinden pleitesía como una forma de respetar el simple hecho de ser portadoras de las almas.

Cada historia reflejada en la Mitología Africana contiene gobernantes y héroes que tienen una luz divina, en el caso de los gemelos aparecen en muchos mitos y son considerados sagrados, del mismo modo establecen como hecho de mucha relevancia los llamados los signos, estos presentan a través de objetos el equilibrio y la paz, son concedidos por los dioses con el objeto de trasmitir la luz divina.

Exportación cultural

La exportación de la religiosidad africana quedó reflejada en el momento aquel donde los conquistadores desde el siglo XVII precisaron de esclavos para abastecer sus provincias establecidas con mano de obra calificada, durante ese proceso los negros esclavos llevaron también su cultura ancestral, sus tradiciones folclóricas y las opiniones de tipo religioso más arraigadas.

De forma que observamos los casos en zonas como Cuba, Brasil, Haití, Rep. Dominicana, y Puerto Rico entre otras, donde se estableció una gran comunidad negroide, venida en su mayoría de Nigeria, Senegal, Zambia y Angola, donde hasta el día de hoy se mantiene los ritos y las ceremonias exportadas de esos países, incluso se han reelaborado ciertas de ellas, como en el caso de Cuba que nació una religión diferente a la original llamada Santería, también como en el caso de Haití y Brasil en donde el Vudú fue parcialmente transformado de su raíz.