Mitología Amazónica

Te invitamos a conocer las creencias de los pueblos que forman la mitología amazónica, conoceremos de qué forma se desenvuelven dentro esos extensos territorios, el arraigo de los pueblos por sus tradiciones ancestrales y de qué forma con el transcurso del tiempo se aprecian transformaciones en los territorios a raíz del desinterés de un núcleo de personas.Cuando conversamos de la mitología amazónica nos referimos a una vasta cultura que se sitúa en América del Sur, abarcado por diferentes países. Está constituida por la selva del trópico, incluyendo el territorio de las Guayanas y el Gran Chaco, pues además goza de selva tropical. En consecuencia, se les da el nombramiento en la mitología amazónica. El territorio amazónico es considerado como el Pulmón del Planeta. La mitología amazónica también se puede nombrar como amazonía o amazonia. Al momento de investigar sobre el territorio de la mitología amazónica, conseguimos que son las tierras más extensas a nivel del planeta. Los países que forman la amazonía con un territorio de siete kilómetros principalmente son Perú, Venezuela, Colombia, Brasil, Ecuador, Bolivia, además se incorporaron Guyana, Guayana Francesa y Surinam. En el año 2 mil once las selvas del Amazonas le dieron el título de ser una de las siete maravillas naturales del planeta.

Seres de la mitología amazónica

Te contaremos determinados seres mitológicos que pertenecen a los pueblos amazónicos de Suramérica, conforme cada país.

Boraro

Es uno de los seres pertenecientes al Amazonas de la cultura colombiana, lo describen como un hombre altísimo de pelo negro, posiblemente se vea sin dedos y ombligo. Tiene colmillos y sus pies están del lado contrario, sus pies son el factor distractor para aquellos que van a atraparlo, pero realmente se dirige en la dirección contraria a las huellas que se observan. Boraro es el ser terrorífico para los indígenas que habitan el río Vaupés, se escucha su presencia a través de los aullidos que entona desde la parte más oculta de la selva. La tradición cuenta que el Boraro cuando acecha su presa humana, los abraza tan fuerte que la carne del humano se convierta en pulpa, sin quebrar ningún hueso. Abre un orificio en la cabeza de la víctima para lograr su pulpa, por último lo infla como un globo y deja que se vaya en su lecho de muerte. El procedimiento para escapar del Boraro es poner un puño sobre las marcas que deja el Boruro, imposibilitando el movimiento de las rodillas del ser, otro procedimiento puede ser correr en el sentido del monstruo, huyendo de él.

Yacuruna

Es uno de los dioses más esenciales en la mitología amazónica del Perú, se puede localizar con él en los ríos, tiene un enorme misticismo por el dominio que tiene sobre el resto seres que habitan la selva y el agua. Los chamanes peruanos lo evocan en las ceremonias de ayahuasca, con fines malignos o por el bienestar de todos. Los ancestros cuentan que se le observa en las noches sobre un cocodrilo de color negro, en las mañanas duerme en la parte honda de los ríos, dejando un ojo abierto. Se le conoce por raptar a jóvenes hermosas, se trasforma en un hombre atrayente cuando ya tiene a su víctima. Utiliza sus dones de caballero para embelesar a la joven, cuando la tiene convencida de su amor, se la lleva a las profundidades del río sin que pueda regresar a la vida de la tierra, viviendo con él.

Iasá

La etnia de los Cashinahuas que pertenecen a la mitología amazónica de Brasil, tienen la creencia que en tiempos reservados existió una muchacha muy hermosa llamada Iasá. Los dioses estaban enloquecidos por la belleza de Iasá, el dios Tupá autor del universo se enamoró de joven. (Ver artículo: mosdemitologias.com/c-mitología-griega/toante/”>Toante) De igual forma, el dios del infierno Anhangá estaba enamorado de la chica, ideó un plan para quedarse con ella, se dirigió a la madre de Iasá para pedir su mano y como recompensa viviría abudantemente y nada le faltaría. La preciosa joven, triste por la nueva de su unión con Anhangá, le hizo una petición, que por última vez pudiera ascender a los cielos para ver a Tupá. A cambio Anhangá le aseveró que debería cortarse y marcar el camino con la sangre. Sin embargo, Tupá le pidió al cielo, al sol que dejara sus marcas con diferentes colores, pero lamentablemente Iasá no lo logró ascender al cielo, perdió tanta sangre que cayó tendida y la mezcla de los colores que hacían el camino formaron los siete colores del arco iris.

Amalivaca

Reconocido en la mitología amazónica venezolana como el dios que generó al planeta y al hombre, en otras etnias indígenas es conocido como Amaruaca y Amarivaca. Fue el autor de las aguas del Orinoco y de las personas, la tradición cuenta que los humanos eran infinitos pero el mal comportamiento hizo que el dios los convirtiera en mortales. En tiempos reservados hubo un desborde de las aguas, con lo que Amalivaca como su hermano decidieron ir a solventar los daños ocasionados por la tempestad. Solo hallaron vivos a una pareja, los trasladó a una montaña llevando consigo granos de palma de moriche y empezaron a regarlas cara el universo. Desde ese momento fue el nacimiento de los humanos que habitan la Tierra.

Kuartam la rana

La tradición de la mitología amazónica ecuatoriana, tiene la creencia que un hombre que se dedicaba a capturar, proveniente de la tribu Shuar, decidió entrar a las profundidades de la selva, antes de emprender el viaje su mujer le pidió que no se burlara si escuchaba a una rana generar sonidos. En efecto, el hombre empezó a escuchar un sonido singular y empezó a burlarse, la rana se enfureció y se convirtió en un puma, se devoró la mitad del cazador. La mujer del cazador, en medio de su molestia decidió vengar la muerte del esposo y fue en pos de la rana, la mató cortando un árbol donde se hallaba. La esposa consiguió los excedentes de su esposo cuando mató a la rana.

Mascha

Los animales son una parte de la mitología amazónica boliviana, esencialmente las creencias hacen mención recurrente del jaguar. Mascha el jaguar, tiene la posibilidad de convertirse invisible en frente de los ojos de los humanos, tiene la habilidad de proveer buena cosecha y además se cuenta que eleva la cantidad de animales para la caza que ejercita el hombre. El jaguar solo puede mostrarse en frente de los ojos de los cucusí o yanacona que son los sabios sacerdotes de las tribus, el sabio invita a tomar chicha que es una bebida derivada de la fermentación del maíz.  

Ritos amazónicos

A continuación te presentaremos diferentes ritos que se encuentran presentes en la cautivante mitología amazónica:

Matses en Ecuador

Tienen un enorme abanico de ritos para dar energía a otro. Por lo general, el donador de energía es un hombre mayor y el que recibe la energía es un joven que empieza su experiencia en determinada área, es frecuente que estos rituales vayan de la mano del dolor.

Rito de curación en Perú

Los chamanes o sabios que curan hacen este género de rito en el instante en que una persona padece enfermedades infecciosas, son alcohólicos o drogodependientes entre otras enfermedades. Es frecuente que este rito vaya acompañado de cantos y por mezclas que se hacen para poder fumarlas con un tabaco y de esta manera poder entrar en conexión con el universo, los cantos se entonan para hacer las peticiones a los dioses que componen el universo para sanar al enfermo.La persona que solicitó el rito debe colaborar con los animales al chamán como en forma de agradecimiento, este rito no tiene ningún costo.

La Pelazón en Colombia

Se efectúa en la tribu ticunas cuando las pequeñas han tenido su primer periodo menstrual son encerradas durante un tiempo determinado, en ese encierro se encarga una mujer de enseñarle todo lo preciso para ser una mujer de familia y productiva a la comunidad. Cuando está preparada, el ritual comienza cuando le arrancan el pelo por partes hasta dejarla calva, la lanzan al río y el primer joven que la toque se convertirá en su compañero de vida.

Dialectos de la mitología amazónica

Se mencionó anteriormente que el Amazonas es un extenso territorio que incluye múltiples países que se ubican en América del Sur. Con lo que, no solo encontraremos un dialecto, encontraremos muchos, esto se debe al gran número de etnias que se establecieron en tiempos reservados. Esto es, en estos territorios no se implantaban ordenes perdurables y por eso se hallan gran cantidad de etnias con su dialecto. Es común que muchas etnias indígenas que pertenezcan a los países de habla castellana, sepan dialogar de España. En cambio, en Brasil hablan portugués y hay pocas etnias que mantengan sus dialectos. Los dialectos que aún se mantienen son las lenguas tupíes que abarca gran parte de Suramérica, lenguas ye pertenecen a Brasil, lenguas caribes son propias de Venezuela, algunos lugares de Colmbia, Guyana, Guyana Francesa, Surinam y Brasil. Las lenguas arahuacas están distribuidas desde América hasta el Sur, de tal manera que cubre grandes territorios. Por último hallamos en la mitología amazónica, las lenguas panotacanas es común escucharlas en Perú, Bolivia y Brasil.

Deja tu opinión