Mitología Árabe

La mitología árabe entiende todas y cada una de las opiniones de los viejos árabes sobre dioses que les ofrecían poderes y los acompañaban, al unísono que cumplían y escuchaban sus solicitudes. Todo cuanto precisas saber sobre esta intrigante mitología vas a poder hallarlo acá.

Mitología Árabe

Arabia está comprendida por las múltiples opiniones que venían de los viejos árabes, en donde estos codificaban todas y cada una estas a través de la creación del Islam, a lo largo de los años seiscientos veintidos D.C, considerado como el año uno en el calendario islámico, se centró en la creencia que no había uno, sino más bien múltiples dioses que conformaban todos y cada uno de los aspectos diferentes de la naturaleza y comportamiento humano.

Esta creencia cobijaba la entrada de muchos dioses, diablos, genios, semidioses y múltiples criaturas que cambian conforme su energía. La cultura árabe muestra una fuerte religión politeísta, puesto que estos adoraban a muchos dioses. Cuando se habla de mitología árabe se hace referencia a la creencia preislámica que se le conoce como la precedente cultura que existía ya antes de la llegada del Islam. Esta zona habitada de múltiples árabes, dunas y desiertos cobijaba una cantidad conveniente de criaturas que resguardan, cuidan y protegen estos entornos.

Los primordiales dioses venerados por los árabes son Yemen (dios del sol) y Sin (dios de la luna), los que son responsables de brindarle la luz al planeta. En la cultura árabe se hallan asimismo los genios, conocidos por el nombre de Dijinns  y asimismo se manifiestan otras entidades malignas consideradas como mefistofélicas.

Los árabes cuentan la historia de su religión a través de las inscripciones en textos donde narraban la aparición de estas entidades, las que se podrían localizar en las piedras, nubes, árboles y plantas, los que era venerados como Djinn (espíritus), y sobre todos estas entidades se hallaba una deidad considerablemente mayor que era el único que sostenía el planeta en paz y armonía, conocido como Alah. Este dios tuvo 3 hijas, las que reinaron sobre el planeta de los humanos por sus dones y poderes que ejercitaban. En esta religión se nombra a un personaje que se ocupó de llevar el conocimiento de estos dioses a su pueblo, conocido como Mahoma.

Dioses de la mitología Arabe

Genios

Un genio es una entidad que se manifiesta solamente en la creencia mitológica árabe, su nombre procede del  árabe Yinn que significa espiritualidad consciente. A lo largo de bastante tiempo los genios eran vistos como espíritus de los múltiples pueblos que habían desaparecido, estos se manifestaban en las noches con el propósito de incordiar y alterar a las personas; estas criaturas se ocultaban a lo largo del día.

Otra historia legendaria habla que los genios son seres que nacen del fuego, y se manifiestan como una llama azul. Muchas son las tradiciones que consideran a los genios como duendes que pueden ser beneficiosos o bien pueden ocasionar un enorme daño a todos y cada uno de los humanos. El Islam tomó muchas de estas opiniones viejas y las han hecho durar hasta la actualidad.

El Corán nombró a estas criaturas místicas como genios, y este nombre fue el más conocido entre los diferentes países islámicos. Diríase que los genios pueden hacer empleo de la magia, ser un ladrón nocturno o bien asimismo puede ser visto como un tentador en los desiertos que engañan a los humanos y los hunden en las arenas. Asimismo son vistos  como invasores del hogar, a los que se les deben expulsar con una liturgia escrita en el Corán, que es muy similar a los exorcismos en el catolicismo.

En el Islam, los genios son vistos como criaturas creadas con fuego y sin humo, los que le dan la capacitad de libre arbitrio, que pueden ser neutrales y servir tanto a dios como al mismo diablo. Son considerados en el Islam como la tercera raza creada por Dios, además de los humanos y los ángeles, estos comparten el planeta físico del hombre y pueden interaccionar con ellos, cosa que los ángeles no pueden hacer. Estos asimismo tienen la capacidad de convertirse en personas y objetos, o bien asimismo se pueden regresar invisibles y ejercitables. A lo largo de una temporada en el Islam, los genios tenían la capacidad de casarse y tener hijos con los humanos, y teniendo todos y cada uno de los derechos que tiene el hombre que se rige bajo el poder del Corán, haciendo que los árabes tuviesen que regular estos hechos. Transcurrido el tiempo, muchos musulmanes vacilaron de la existencia de estas criaturas.

En las zonas urbanas musulmanas todavía se conserva la creencia de que estas criaturas existen, y actualmente muchos son los cuentos que charlan sobre estas criaturas como seres que rondan a lo largo de la noche. La historia de estas criaturas se manifiesta considerablemente más con la historia que figuran en el cuento “Las Mil y Una Noches de Arabia”, donde se veían a estas como seres malignos.

La apariencia de los genios ha variado a lo largo de bastante tiempo, en tanto que se consideran como una especie que interacciona con los humanos y tiende a ser realmente bromista y juguetona. Tienen la capacidad de mudar de forma, convertirse en animales o bien mujeres preciosas que cautivan a los hombres solo para hurtarles su energía. Estas entidades pueden tomar posesión del cuerpo de una persona, atravesar paredes e inclusive a exactamente los mismos seres vivos. Se mueven a altas velocidades, asimismo son conocidos por suplantar a un familiar o bien conocido.

¿Quién es Mahoma?

Mahoma conocido por el nombre de Mohammed, fue un profeta árabe que se ocupó de fundar la religión musulmana, diríase que su auténtico nombre fue Ahmad. Este nació en una familia pobre de la tribu de Quraish, a sus 6 años quedó huérfano de madre y padre y fue criado por su tío Abu Talib, al que siempre y en todo momento acompañó en sus viajes de comercio. A los 25 años de edad, se casó con la viuda rica Jadicha, la que le concedió una hija llamada Fátima, esta tenía una situación social impresionante, sumada a que Mohammed era un mercader de la urbe, dejó que este ascendiesen en estatus social donde sería conocido por muchos. Este, siendo consciente del poder que tenía el cristianismo y el judaísmo en el planeta, en uno de sus viajes de negocio, se percató de que mismo podía crear una propia religión a fin de que esta sirviese como base para todas y cada una de las etnias  y se propagara de forma universal.

A los cuarenta años de edad Mahoma se retiró del planeta del comercio y se retiró al desierto y continuó en una gruta muchos días, esta gruta se hallaba en el monte Hira, sitio donde creyó percibir la revelación del dios Alah, afirmaba que este podía oír como Dios le charlaba a través del arcángel Gabriel y le comunicaba el secreto de la auténtica fe. Este, apoyado por su esposa y también hija, empezó a predicar por la urbe la palabra de su Dios, manifestándose como un escriba de dios y el primer profeta que llevaría el legado que le dejaron sus predecesores Abraham, Moisés y Jesucristo. Por tal motivo Mahoma se limitó a predicar la palabra que afirmó una vez Abraham en el planeta.

Mahoma logró sus primeros seguidores y de forma mágica logró tener como seguidores a grandes cantidades de personas, al tiempo se enemistaba con los ricos. Transcurrido un tiempo logró una cantidad de seguidores fieles, que proseguían sus palabras. Las autoridades dirijas en ese instante lo comenzaron a ver como una enorme amenaza, acusándolo de farsante y a causa de esto, comenzó la prosecución de estas para acabar con él. Mahoma, así como sus seguidores, escaparon a Abisinia, en donde recibieron la protección de pueblos a lo largo de poquísimo tiempo, Mahoma se transformó en la persona más perseguida y acusada de falso profeta. Tras largos años de predicación y la prosecución de su persona, se dio cuenta que creaba una nueva religión que se desviaba de las palabras de Abraham, dando comienzo a lo que el día de hoy se conoce como religión musulmana.

Seres y criaturas mitológicas Arabes