Mitología Inuit

La mitología inuit se fundamenta en las opiniones, mitos y también historias de los pueblos esquimales situados al norte de Canadá son un pueblo originario y milenario donde se resalta una rica cultura de arte, canto, y danza. Aprende más de esta raza mediante este artículo.

¿Quiénes son los Inuit?

Los Inuit es un nombre común para los diferentes pueblos que habitan en las zonas árticas de América del norte, la palabra significa «la gente» (en inuktitut, inuit), el singular es inuk, que significa «hombre» o bien «persona». Es un pueblo que tiene un estilo de vida muy particular, donde existen infinidades de mitos y leyendas interesantes, los que dejan a estos esquimales darle sentido a su vida en un entorno hostil.

Sus historias, fábulas y leyendas se hallan muy relacionadas con la mitología romana y griega, delegaron los poderes de la naturaleza y el cosmos a los dioses, los que estiman que viven en un planeta espiritual. Esta cultura ha podido sostenerse mediante los años debido a la enorme popularidad que ha tenido en Occidente, pese a pertenecer a ellos, los Inuit han tenido una forma de vida que no ha sido rehabilitada ni tocada por los avances en tecnología.

Sus situaciones de vida diaria son considerados ortodoxos, no ha variado en muchos años su forma de vivir en estas zonas tan exageradamente frías, hoy en día sostienen sus residencias tal y como sus antepasados se la transmitieron de generación en generación.

Origen de la mitología Inuit

La tradición y su cultura ha sido trasmitida por muchas generaciones de forma oral, donde se cuentan fábulas y también historias que han tolerado sostener las tradiciones, en ellas se sostiene el valor del bien y el conocimiento del mal, mediante relatos vinculados con el chamanismo (práctica de hombres que en ciertas etnias hacen predicciones y también invocan a los espíritus).

Sin embargo el origen de los Inuits se sitúa en la zona de Siberia, al nordeste de Asia, sus ancestros esquimo-aleutianos cruzaron el estrecho de Bering y se asentaron en Norteamérica, a lo largo del mil d.C., brotó en Alaska la cultura Thule, (la que dio origen al pueblo inuit)? que se extendió de forma rápida cara el oriente, cara la zona del Ártico.

Los Inuit llegan a Groenlandia cara el mil trescientos d.C., reemplazando a la cultura Dorset en todo el territorio ártico, excepto la isla Coats y ciertas islas vecinas en la bahía de Hudson, en donde existían otros habitantes llamados Sadlermiut, de allá empezaron a formar sus centros familiares y le dan forma a los principios de la mitología Inuit, cuyo base es la creencia en otros mundos bajo el mar, en la Tierra y en el cielo.

Desde allá ciertos angakkuqs (chamanes) están dotados con poderes para viajar en trances y sueños, visitando lugares que los mortales normales solo experimentarían cuando mueran. En la cultura esquimal por norma general, los sueños siempre y en todo momento han jugado un papel esencial en su vida, de allá es donde se forman la mayor parte de los mitos, cada situación que se halla en los sueños se interpreta con mucho cuidado, se debe hallar el significado que revelará algo esencial para la persona.

Por otra parte, diríase que los sueños de osos polares tienen como referencia las actividades sexuales y los de las comadrejas sugieren inconvenientes y enfrentamientos, en cambio los sueños del pájaro advierten sobre la llegada de la nieve los vientos y tormentas.

Dioses en la mitología Inuit

Entre los mitos más conocidos está la historia legendaria de la diosa del mar, famosa por múltiples nombres como Sedna, Nuliayuk, Taluliyuk, Taleelayuk. Este mito, explica todo sobre la exuberancia de pescados y la ausencia de árboles en la tundra ártica, además de esto narra la aventura de una joven que es lanzada al océano, y que al final acaba transformándose en la guardiana de todos y cada uno de los mamíferos marinos.

Existe otra historia legendaria fundamental llamada la de Lumiuk (Lumak, Lumaag) la que habla de un pequeño ciego, víctima de abusos y vejámenes por la parte de los pobladores, debido a esto decide cobijarse en el mar, donde recobra la vista y acaba su sufrimiento.

La historia de leyenda de Kiviuk (Kiviok, Kiviuq), representa la historia de una figura mitológica esencial perteneciente al mismo rango de Sedna, donde relacionan en buena medida el poder sobrenatural sobre el hombre y su ambiente, llegando a crear modificaciones en los comportamientos de los animales y tiempo del ártico.

La historia legendaria de Tikta Liktak cuenta la historia del viaje de un joven cazador a casa tras perderse en un témpano de hielo, el relato describe las aventuras y hazañas que debió efectuar para conseguir su regreso, en todo este cosmos de dioses asimismo hay otras deidades que vamos a describir ahora.

Existe un cuento sobre una criatura llamada Inukshuk, el que es un monstruo que secuestra a los pequeños y los oculta por siempre, su nombre significa “el que se esconde”. Tiene forma de piedra que les deja a los pequeños hallar su camino si consiguen convencerlo, está muy relacionado con la luna de Saturno llamada Ijiraq.

Otros dioses menores

Según la tradición, y contando con las pocas referencias orales y escritas existentes, los Inuit cuentan con pequeñas divinidades relacionadas con aspectos de la naturaleza:

Sila

Divinidad del aire, se le considera la esencia de la vida, la deidad que sosten el planeta y lo sostiene. Es como una suerte de maná o bien esencia que se sostiene en el planeta.

Pinga

Diosa de la fecundidad, la medicina y la caza.

Qailertetang

Espíritu de los fenómenos meteorológicos y los animales. Protectora de los pescadores y cazadores.

Nuna

Divinidad de la tierra, es la deidad que habita en la tierra y la sostiene.

Saranik

Diosa del sol, el sol es, para los inuit, una divinidad femenina encarnada por Saranik.

Aunra

Diosa del aire, es la que crea los fuertes vientos árticos.

Tukik

Es el dios masculino de la luna, cuenta la historia legendaria que Tukik es capaz de dejar encinta a toda mujer que esté sola trabajando hasta tarde en una noche de luna llena, con lo que en días de plenilunio, las mujeres evitan estar hasta tarde salvo que deseen quedar embarazadas.

Tekkeitsertok

Dios del caribú.

Algunas leyendas

Desde el principio los Inuits han estado narrando cualquier cantidad de leyendas, puesto que como se describió al principio, estas nacen de los sueños de los esquimales, entonces podemos localizar un sinnúmero de anécdotas, historias y fábulas que enriquecen su folclor.

La historia legendaria del origen del mundo

Es una historia relato, donde se plantea que el planeta era únicamente agua, no existía en ningún lado lugares que contenían tierra. Un día, comenzaron a caer rocas del cielo, y estas se fueron amontonando hasta crear las montañas, las praderas y las islas, entonces hicieron su aparición los hombres, quienes estaban mal formados físicamente y espiritualmente, no podían valerse por ellos mismos. Un día apareció una mujer muy sabia y preciosa que decidió cuidarlos a todos , y gracias a ella nació toda la humanidad.

Leyenda del origen del hombre

Esta historia cuenta la situación del planeta donde únicamente había un hombre y una mujer, no existían animales, con lo que la mujer solicitó a Kalia (Dios del cielo), hacer un orificio en el hielo para poder pescar, complacida por el Dios, empieza a pescar sacando uno por uno cada uno de ellos de los animales que iban a poblar la tierra. Al final, el último animal en sacar fue un caribú, en ese instante escuchó la voz de Kalia y le afirmó que el caribú era un regalo para ella.

De esa forma el caribú se multiplicó con el objeto de que los humanos pudiesen cazarlo y poder alimentarse de él, hilar sus ropas y elaborar sus tiendas, no obstante los humanos solo elegían al caribú más bello y gordito, lo que causó que en escaso tiempo solo quedasen los más flacos, los más enclenques y los enfermos.

Esta situación creó que los esquimales se desgastaban al comerlos, entonces la mujer se quejó ante Kalia y este la mandó nuevamente al hueco en el hielo, donde pudo sacar a los lobos, quienes serían los que comerían a los caribú enfermos con el objetivo de sostener a los de buena salud para los humanos.

Leyenda de los animales

Los inuit piensan que los animales tienen un ánima llamada anirniit, y proponen que no son cazados sino dejan apresar con el objeto de agradar al hombre. Cuando el animal muere el cazador efectúa una liturgia breve con el objeto de  asegurarse que el ánima regrese al campo terrenal y pueda reunirse con su sociedad animal, de forma que pueda regresar como presa de nuevo.

En una gran parte de las zonas de Alaska se festejan esenciales fiestas destinadas a reconocer la reencarnación y reaparición de los animales en el ártico, esto deja sostener la población de animales que pueden ser cazados y de esta manera conservar su nutrición.

Leyenda de la muerte

Los esquimales estiman que al fallecer, parte del ánima de la persona entra en los avernos o bien al cielo, la diferencia se encuentra en la manera como haya fallecido, la otra parte debe reincorporarse a un familiar recién nacido, trasfiriendo sus calidades al infante.

La historia de leyenda del sol y la luna

Esta historia de leyenda cuenta que hace un buen tiempo, en un pequeño pueblo existía una familia compuesta por el padre, su hijo y su hija. Transcurrido el tiempo, el hermano se enamoró de su hermana volviéndose una obsesión hacia ella, la chica frente a la presión de su hermano decidió escapar de la casa transformándose en la Luna, al paso que su hermano se transformó en el Sol. De allá que la prosecución, los Inuits piensan que cuando hay un eclipse es pues el hermano consiguió capturar a su hermana, logrando escapar de manera rápida y es el instante que acaba el eclipse.