Sombra

Las sombras son muertos vivientes que se forman en la oscuridad de y drenan la fuerza sobre los seres vivos.

Son tan oscuras que sólo son detectables en luz muy brillante, el resto del tiempo parecen sombras comunes.

Su origen es mágico: un mago echa una maldición sobre un enemigo muerto y de ahí surge la primera sombra. Desde entonces, las sombras han estado escondidas en las ruinas, cementerios y mazmorras.

Las sombras habitan entre dos planos; en el plano material primario (en el que viven los humanos y el resto de los seres vivos), en forma de sombra, y en el plano material negativo, en forma de ser vivo que existía antes de su muerte.

Cuando atacan, su contacto frío adormece las articulaciones de la víctima, casi paralizada, y hace que pierda el sentido del olfato, del tacto y del oído. En ese momento, las sombras comienzan a secarse y logran dejar a su enemigo sin energía. La víctima cambia al plano material negativo, dejando sólo su sombra en el plano material primario. Algunas víctimas mueren antes de ser completamente vaciadas y abandonadas por las sombras.

Las sombras son seres de baja inteligencia, sin embargo, tienen una excelente movilidad para que puedan liderar a voluntad y pasar desapercibidos. Son inmunes al frío y a ciertos episodios y hechizos, como el sueño.

Deja tu opinión