H-Wayak

C era un gigante al que le encantaba romper huesos humanos, a la distancia parecía ser una persona común, pero a medida que se acercaba a su altura creció a una altura colosal, hasta el punto de poder destruir los huesos de una persona incluso con una mano. Sabemos que vive en el bosque, donde pasa el tiempo destruyendo árboles sin razón aparente.

Deja tu opinión