Ondina

Las ondinas son una variedad de ninfas, típicas de lagos y aguas dulces.

Su formación tiene lugar en las mismas condiciones que las de cualquier ninfa, pero normalmente son las fuerzas elementales del agua las que dan vida al cuerpo femenino.

Las ondinas tienen un cuerpo azulado o verde, dedos y pies ligeramente palmeados, orejas puntiagudas y cabello muy largo, azul, amarillo o verde. Pueden respirar agua y aire.

Son criaturas muy alegres y traviesas, y se dice de su risa que son capaces de encantar a los viajeros y marineros que se encuentran con ellos, hasta el punto de perder la voluntad.

Las ondinas no son malas, su carácter es neutral, pero siempre se ha pensado que eran perversas debido a las miles de historias que se cuentan sobre cómo murieron algunos pescadores que tenían una ondina cerca.

Se divierten jugando con los humanos que caminan cerca y, a menudo, mueven las aguas causando grandes corrientes, y así sucesivamente hasta ahogar al pescador o viajero, un evento que encuentran muy divertido. La verdad es que no siempre son conscientes del mal que hacen.

Algunas Ondinas incluso se enamoraron de los humanos, convirtiéndose en sus mejores protectores.

Una antigua leyenda cuenta que los ondinos no tienen alma y que s encuentran una pareja humana con la que tener un hijo, también encuentran un alma, aunque a partir de ese momento el dolor y el sufrimiento son más intensos.

Deja tu opinión