Morrigan o Morrigu

Morrigan, también conocida como la Dama de las Tinieblas, es la diosa celta de la muerte y la destrucción, está presente en todas las guerras e infunde violencia, fuerza e ira a los soldados, y también es conocida por carecer de amor y deseo sexual.

Con la capacidad de pasar de una forma humana a una forma de criatura de , ella es la diosa de la guerra.

Su nombre significa “Gran Reina” o “Reina Espectral” y es conocida por ser la Reina de las Tinieblas y que a pesar de su aspecto guerrero, Morrigan tiene una gran belleza digna de una diosa.

Esta diosa está presente en todas las guerras y luchas, tomando la forma de un cuervo que vuela sobre cada batalla, insuflando valor a los soldados y, por supuesto, dándoles fuerza, ira y rabia.

Origen

Es una joven, madre y viuda que formó un triage de diosas con sus hermanas Badb, Macha y Nemain, miembros de Tuatha DéDanann, dioses celtas de gran poder que vivieron en Irlanda mucho antes que sus actuales colonos.

Su nombre sobrevive en diferentes países del mundo anglosajón en forma de “Carrie” o “Carrigan”.

Amaba a reyes y dioses como Dagda, una de las divinidades más influyentes de Tuatha Díaacute;n.

Sin embargo, otro de sus amores fue el que tenía por un guerrero llamado Cuchulainn, y aunque parece increíble, resistió a la diosa e incluso luchó contra ella en varios campos de batalla y la derrotó, sin importar las formas que hubiera adquirido.

Sin embargo, el valiente guerrero durante a batalla es herido y muere al pasar los últimos segundos de su vida en un árbol, donde Morrigantoma tuvo la oportunidad de cuidar de sí mismo y aliviar su dolor, para llevarlo para siempre a su lado.

Características

Esta diosa de la guerra viene a simbolizar tanto el fin como el principio, el placer y el odio, además, ha sabido transmitir el miedo a sus adversarios y aunque se atribuye a su causa la destrucción y la violencia, la diosa también tenía una imagen protectora y podía predecir los desastres que podrían ocurrir en el futuro .

Deja tu opinión