Li Tieh-kuai

Li Tieguai oLi Teih-kuai (romanizado en los cantones chinos) es uno de los dioses chinos conocido como los “ocho inmortales” y es identificado como el más antiguo de todos. Como el resto de los ocho inmortales, Li Teih-kuaiacceded a la vida eterna a través de la práctica del Taoísmo.

La leyenda cuenta que Li fue alumno del Maestro Laozi, quien fue el creador del Taoísmo y quien por lo tanto sometió a su estudiante Li a varios desafíos mientras estaba confinado en una cueva meditativa, Li Teih-kuaicomo muestra de devoción religiosa renunció a todos sus bienes materiales y dedicó más de la mitad de su vida a la autodisciplina de su cuerpo y mente.

Representación de Li Teih-kuai

Se le representa como un viejo cojo de aspecto físico pobre, con la cara sucia, la barba sucia y el pelo sucio recogido con una banda dorada que representa su inmortalidad. Lleva consigo una muleta de hierro que sirve de apoyo y de calabaza, ambas entregadas por su maestro Laozi.

Generalmente se le considera un dios irritable y gruñón, pero en realidad es benevolente con los enfermos, curando sus enfermedades a través de su calabaza que contiene un elixir mágico capaz de curar todas las enfermedades

Relación con la humanidad

Sabemos que Li Teih-kuaies está fuertemente ligado a la medicina gracias a los poderes de su calabaza. También sabemos que su muleta es el , uno de los símbolos que aún hoy se utiliza y que generalmente se encuentra en las boticas más tradicionales de la medicina china.

Su figura representativa de mendigo se asocia a menudo con la lucha por los derechos de los pobres y sus necesidades, así como para dar lecciones a sujetos arrogantes que muestran y menosprecian a los menos afortunados. La popularidad de Li Teih-kuai se basaba en su actitud de estar entre los oprimidos, incluso si era más poderoso que los que se consideraban a sí mismos los más fuertes.

Deja tu opinión