Centéotl

En primer lugar, según la mitología azteca, Centeotl era conocido como el dios del maíz, el santo patrón de la embriaguez y el alcohol en todos los rituales de esta cultura, era también uno de los dioses toltecas considerado como un dios doble, porque tenía dos sexos, masculino y femenino.

Centéotl, dios del maíz

Por esta razón, sus nombres masculinos eran Centéotl y Centeotltecuhtli (tecuhtli, “señor”) y sus nombres femeninos eran Chicomecóatl y Centeotlcíhuatl (cíhuatl, “mujer”). Además, la historia nos dice que c es el hijo de Piltzintecuhtli y Tlazoltéotl, después de su nacimiento s es un refugiado bajo tierra convirtiéndose así en varios medios de subsistencia, el dun deux es el maíz con el que se asocia principalmente.

Fábulas

Se dice que Centéotl, está escondido bajo tierra y c es por esta razón que varias partes de su cuerpo proceden de él, dejándole con las siguientes características físicas:

  • Pelo de algodón.
  • Nariz en la chía.
  • Dedos de batata.
  • Uñas en un maíz alargado.
  • Ojos en diferentes semillas.

Además, otras culturas han surgido de su cuerpo, gracias a esta riqueza que le dio el mundo, fue amado por la gente y desde ese momento en adelante se llamó Tlazohpilli, que se refiere a Dios amado.

Sectas

Este dios tolteca se celebraba en el mes de Huey Toztli, durante el cual los plebeyos seleccionaban mazorcas de maíz de sus cultivos, las secaban y las utilizaban como semillas para cultivarlas, después de lo cual las traían a casa para ofrecerlas en ritual a Centéotl.

Finalmente, en otro ritual, agruparon las mazorcas de maíz en grupos de siete y las llevaron al templo de Chicomecóatl, representando a este dios que se convirtió en el corazón del maíz almacenado y que sería la semilla del maíz que se plantaría en el futuro.

Deja tu opinión