Amaterasu

Entre las deidades sintoístas más importantes, Amaterasu se destaca casi inmediatamente como hija de Izanagi y Izanami, los dioses de la creación mundial, así como la hermana de Susanoo y Tsukuyomi. Sin embargo, al ser reconocida como una diosa del sol, el significado que se le da a su nombre corresponde a “una diosa gloriosa que brilla en el cielo”.

También llamada Amaterasu Okami, su nacimiento es descrito por un evento en el cual ella simplemente salió del ojo derecho de Izanagi en el momento en que trató de purificarse.

Diosa japonesa del sol

Por lo establecido, sabemos que Amaterasu fue la que enseñó a los hombres a tejer ropa y a cultivar arroz, por lo que estaba rodeada de chicas jóvenes que, además de acompañarla, la ayudaban en estas tareas. Sin embargo, un desafortunado suceso en el que su hermano Susanoo simplemente decidió hacer gestos obscenos hacia ella y sus sirvientas, además de pisotear los campos de arroz y matar al potro en el cielo, sirvió como motivo para que la diosa preocupada y avergonzada por la denuncia se escondiera en una cueva.

Mientras la diosa del sol se escondía, el universo permanecía en total oscuridad y la gente y los dioses comenzaron a tratar de convencerla de que saliera sin buenos resultados. Sólo cuando una diosa comenzó a bailar y algunos se rieron, Amaterasu, dominada por la curiosidad, salió finalmente de la cueva encontrando su reflejo en un espejo y, gracias al éxtasis que sentía al contemplar su propio esplendor, los demás aprovecharon la oportunidad para cerrar la cueva e impedir que ella volviera.

Por todo lo anterior, esta diosa está generalmente ligada al aniversario del espejo, y el Gran Santuario de Ise fue erigido en su honor.

Deja tu opinión