Ixchel

Ixchel la diosa de la luna, era una de las deidades más esenciales de la cultura Maya por el poder que le proporciona el astro sobre la vida de los hombres. Es la primera diosa de mitología prehispánica mexicana de la cultura maya en la península de Yucatán juntamente con América Central. Tambien llamada Meztli.

Entre sus dones se hallaba todo lo regido por los ciclos de la luna como el agua, la fecundidad, las cosechas, el embarazo, los partos, como el amor y la sexualidad. Asimismo era patrona de los textiles, la pintura, artes, medicina y sanadores.

Por otro lado, su figura asimismo es asociada con la destrucción del planeta y las enfermedades, lo que es un contraste respecto a sus dones.

Tanto con lo que su representación se ve enmarcada por símbolos de la muerte, una víbora, diluvios y caos.

El culto a la luna

Los festejos de esta esencial diosa maya de la luna se efectuaban en el mes zip, entre el veintiuno de agosto al trece de septiembre, bajo su advocación de diosa de la medicina y fecundidad.

Aun el calendario religioso maya de nombre Buc Xok o bien Tzolkin de doscientos sesenta días, se fundamentaba en las trece lunaciones por año, tantas como signos zodiacales tenían.

Por tal razón el sitio que ocupa en el cielo la luna dejaba medir el tiempo y en combinación con sus veinte días podían saber los días más convenientes de aspectos de su vida.

También, en el instante del parto, habituaban depositar una estatuilla de la diosa bajo la cama del recién nacido.

Adoradores de la diosa Ixchel

Sus creyentes asistían a su templo Cuzamil para solicitar el oráculo de esta diosa y la mayor parte eran mujeres, las que le hacían oraciones por su embarazo a fin de que sea satisfactorio.

Cuenta la historia de leyenda que quienes solicitaran a esta diosa en su templo les ofrecía protección, también, los fieles celebraban el día de la diosa en el mes Zip del calendario maya.

Entre tanto esta diosa es considerada como una rosa con espinas, puesto que tiene muchas virtudes que favorecen a la humanidad, al paso que tiene su faceta de destructora de exactamente la misma.

Su relación con Itzamná

Itzamná y también Ixchel fueron 2 dioses que al verse por vez primera quedaron completamente enamorados. Itzamna quedo plenamente deslumbrado por la belleza de esta diosa y también Ixchel quedo deslumbrada por el encanto de este dios.

Itzamná era considerado el hijo del dios autor de todo el planeta y se casó con esta diosa, los dos procrearon 13 hijos en la que 2 de ellos se resaltaron por actuar como dioses autores.

Mas hubo otro joven que se fijó en la belleza de esta diosa en la que decidió batallar por ella, tristemente Itzamná perdió la vida en esta batalla y también Ixchel viendo a su amado fallecido, padeció y le confió a su hermana su ánima y se suicidó. La hermana de esta diosa al ver que su hermana se había quitado la vida por culpa de este otro joven lo maldijo por sus trucos sucios y nunca se supo su nombre.

Deja tu opinión